“Vamos a resucitar el Calypso de Cousteau el año que viene”

 A 100 años del nacimiento de Jacques Cousteau, su viuda, Francine, empezó a restaurar el Calypso para rendirle homenaje. Es el barco que usaba el ambientalista en sus documentales. 
 


ESPEJO. FRANCINE COUSTEAU, AL IGUAL QUE SU MARIDO, NO SE RINDE FRENTE A LAS ADVERSIDADES Y BUSCA PROMOVER LA PROTECCION DE LA VIDA MARINA.

La viuda del explorador francés Jacques Cousteau está convencidísima: “En un año estaremos resucitando a la Torre Eiffel de los océanos, el Calypso I”. Ya está cerca de conseguir los 8 millones de euros que le demandará la reparación de uno de los barcos que usó su marido para explorar los mares. “El próximo año volverá a ser como un embajador que visitará diferentes ciudades del mundo. Esperamos también estar por la Argentina”, dijo la mujer, Francine Cousteau, la segunda esposa del recordado explorador y madre de dos de sus cuatro hijos, en diálogo telefónico.
El viernes se cumplieron 100 años del nacimiento de Jacques-Ives Cousteau, quien ya a los 9 años andaba con una filmadora rudimentaria y en los años 60 empezó a llamar la atención sobre el estado de los mares, afectados por la contaminación con vertidos industriales o con residuos radioactivos. En el Congreso de los Estados Unidos le rindieron un homenaje y hasta el buscador Google le dedicó su portada. Con su infaltable gorro rojo, fue el primero en popularizar las filmaciones submarinas, muy exitosas en la tevé argentina de los años 80, y co-inventó un sistema de buceo autónomo.
¿Cómo era Cousteau? Era un hombre fascinante. Una persona amable y generosa. Estaba todo el tiempo dedicado a difundir la importancia de los océanos, a filmar, a recorrer y conocer más. Un verdadero pionero.
¿Cuál fue el momento más feliz que tuvo junto al explorador? No podría elegir uno. Nos gustaba salir a bucear juntos. Era un hombre encantador en varios aspectos. Me hacía feliz. Tenía un talento visionario.
¿Por qué lo dice? Porque él advirtió sobre los problemas ambientales muy tempranamente. En los años 60 organizó una gran campaña para evitar que se arrojaran residuos radioactivos al mar. Desde entonces y hasta su muerte, en 1997, promovió la protección de la vida marina.
Cousteau dijo: “Probablemente se ha hecho más daño a la Tierra en el Siglo XX que en toda la historia anterior”. ¿Qué opina usted sobre la situación de los mares en este siglo? La situación es mucho peor hoy. El desastre del 20 de abril en el Golfo de México lo evidencia. Millones de litros de crudo están afectando las aguas y la costa.
¿Por qué la situación es peor? Porque los políticos no piensan a largo plazo. Y tampoco hay incentivos económicos que motiven la preservación. Por eso, desde la Sociedad Cousteau impulsamos programas educativos para que los jóvenes conozcan y preserven el mar. También estamos trabajando en la reparacion del Calypso I –que se hundió cerca de Singapur un año antes de la muerte de mi marido– y tenemos planeado construir el Calypso II.
¿Consiguió apoyo de los franceses para la reparación del Calypso I? Muy poco. Los franceses piensan que esa restauración debe estar a cargo del Estado. Pero ya tenemos donaciones de gente que vive en diferentes países del mundo.
El barco es bastante viejo, fue botado en 1942. ¿Qué sentido tiene hoy que vuelva a navegar? El Calypso I es un símbolo para varias generaciones. Nos recuerda que tenemos que preservar la biodiversidad marina. Será como un embajador: en cada ciudad que visite desplegará una exposición sobre Cousteau y sobre la importancia de los mares, que cada vez están más degradados por la sobrepesca y la contaminación.
¿Y cree que eso motivará a los más jóvenes? No tengo dudas. En todos los rincones del mundo hay investigadores que se inclinaron hacia las ciencias en general o al estudio de los mares en particular porque Jacques Cousteau fue su fuente de inspiración. Pienso que el Calypso volverá a motivar a chicos y jóvenes para que sigan esas carreras y se preocupen por su entorno.

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Vamos-resucitar-Calypso-Cousteau-ano-viene_0_279572199.html

No hay comentarios: