Se publica un artículo que contradice la evidencia de materia oscura en los datos WMAP-5  
Segunda nota al respecto 


Nunca te creas lo que leas en un blog. Ni siquiera en éste. Los datos de WMAP-5, correctamente interpretados, indican que no hay evidencia de la existencia ni de la materia oscura ni de la energía oscura. Parece broma, pero lo afirman dos científicos de la Universidad de Durham, la tercera más importante de Gran Bretaña, U. Sawangwit y T. Shanks, en un artículo en la prestigiosa revista internacional de astronomía Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (factor de impacto 5’103 (JCR 2009) y 8ª de 52). Obviamente, ni provenir de una gran universidad garantiza nada, ni publicar en una prestigiosa revista tampoco. Lo he visto en Eric Diaz, “WMAP: No Dark Matter Or Dark Energy?!,” The Rock-Whacking Philosopher, June 16th 2010, gracias a un comentario en Tommaso Dorigo, “Plot Of The Week – A SUSY Higgs At 150 GeV ?,” A Quantum Diaries Survivor, June 15th 2010. Según los autores del artículo técnico el análisis y la interpretación de los datos del fondo cósmico de microondas obtenidos por la sonda WMAP en sus primeros 5 años es incorrecta. La primera pregunta es: ¿por qué no han usado los datos de los primeros 7 años de WMAP ya publicados desde el año pasado? No sospeches, Francis, no sospeches, … En estos casos, siempre, hay que leerse el artículo técnico, ya que lo que te cuenten en un blog casi con toda seguridad es discutible. Uy, esto es un blog. El artículo técnico, si a alguien le interesa leerlo, es U. Sawangwit, T. Shanks, “Beam profile sensitivity of the WMAP CMB power spectrum,” Submitted on 2 Dec 2009 (accepted for publication in MNRAS Letters). ¿Cómo? ¿No te has dado cuenta? La revista internacional Monthly Notices of the Royal Astronomical Society: Letters, no tiene nada que ver, bueno, sí tiene que ver, pero es diferente de la prestigiosa revista que he mencionado al principio. Es otra revista de la RAS, pero sin índice de impacto y de prestigo discutible. En todos partes cuecen habas.
Una lectura no cuidadosa del artículo desvela todas nuestras incógnitas. Los autores analizan los primeros momentos multipolares de la radiación cósmica obtenida por el WMAP (la zona gris de la izquierda en la famosa figura de los datos del WMAP). Los interesados pueden remitirse a la figura 2 del artículo (que omito aquí intencionadamente). Los primeros momentos tienen una incertidumbre enorme (como se ve en la banda gris de la figura). Los autores aplican una nueva técnica de análisis para dichos datos y obtienen como es de esperar conclusiones sin ninguna base científica. ¿Por qué? Porque el contenido de materia (bariónica y oscura) y de energía oscura del universo se deduce del análisis de los picos grandes que se ven en la figura (básicamente los tres primeros picos) sin contar la zona gris. El satélite Planck permitirá analizar muchos más picos (ver “Lo que se descubrirá sobre el universo gracias al satélite Planck“). Los primeros multipolos tienen gran incertidumbre y la seguirán teniendo durante mucho tiempo (ni WMAP ni Planck están diseñados para analizarlos con precisión). En resumen, no me molesto en leer en detalle el artículo de Sawangwit y Shanks porque no me parece que merezca la pena hacerlo. Si entre vosotros alguien se atreve y entrevé en dicho artículo algún atisbo de algo reseñable, por favor, que use los comentarios.

No hay comentarios: