La vela solar Ikaros desplegada 


El futurista proyecto de los japoneses acaba de arrancar con el impresionante espectáculo de desplegar en el espacio unas velas solares de muchos metros. Este colosal artefacto será el encargado de impulsar la sonda hasta Venus y luego al Sol, donde se dedicará a realizar investigaciones científicas. Ofrecemos las imágenes reales de la envergadura de esta vela y su majestuosidad en el vacío. Gracias a este sistema de propulsión tan exótico, IKAROS podrá viajar por el Universo si otro límite que la luz que emiten las estrellas.
La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) ha proporcionado las primeras imágenes de la nave IKAROS desplegando sus enormes velas solares que serán las encargadas de impulsarla a través del espacio para recorrer la distancia que la separa del planeta Venus. El tiempo proyectado para alcanzar el objetivo inicial se ha cifrado en 6 meses para llegar a la altura de nuestro vecino y otros 36 meses más para desplazarse hasta la cara opuesta del Sol, lugar que se determina como objetivo final. Las imágenes se obtuvieron gracias a una pequeña sonda llamada DCAM2 (Deployable Camera 2) diseñada específicamente para capturar dichas tomas. 


  IKAROS posee también suministro eléctrico gracias al sol


No se trata de un diseño que será implementado dentro de decenas de años. La fastuosa vela solar del IKAROS ha sido activada hace pocos días y hoy traemos las imágenes impactantes de su progresivo despliegue, una vez que ha sido situada la sonda en el espacio y preparada para su trayectoria definitiva. Hay que recordar que es la primera vez que una nave utiliza la fuerza de los fotones, que empujará a la vela a través del vacío como si de una brisa luminosa se tratase. Puede parecer que esto va contra la intuición pues nadie imagina que un chorro de luz pueda ejercer presión sobre una superficie, pero así es precisamente como funciona el principio de propulsión que los japoneses han aprovechado para proporcionar a esta nave un sistema para moverse por el espacio.


Proceso de despliegue del IKAROS



                       Majestuoso despliegue de la vela                            





Casi 20 metros de diagonal para sólo 4.5 kilos de peso





Cámaras instaladas en el IKAROS



La vela extiende su forma cuadrada casi hasta los 20 metros de diagonal, pesando apenas 4.5 kilos. Se ha diseñado con la última tecnología para que pueda recoger la fuerza de impulsión que emite el Sol y aprovechar esta ventaja para recorrer el universo sin tener que depender de otra energía. En el espacio no hay nubes, por tanto, es fácil deducir que, mientras no se ponga a la sombra de algún planeta, dispondrá de energía inagotable para realizar viajes hasta donde se quiera llegar. Gracias a esta majestuosa vela, también recogerá energía eléctrica a través de los paneles solares que incorpora y que le permitirá funcionar a los dispositivos de medición que transporta. Seguiremos el viaje del IKAROS no sea que le pase como al mito del que obtiene su nombre.

No hay comentarios: