Desarrollan una memoria cuántica en estado sólido capaz de almacenar luz y fotografías 

Almacenar una imagen o una fotografía en una memoria cuántica parece un sinsentido ya que no se puede observar la imagen sin destruirla. Sin embargo, permite almacenar el estado cuántico de los fotones lo que podría tener grandes aplicaciones en astronomía de alta resolución, así como en el procesamiento cuántico de información. Las memorias cuánticas tratan de superar el principio de incertidumbre de Heisenberg, pero la eficiencia siempre ha sido menor del 20%. La tesis doctoral de Morgan P. Hedges ha logrado superar esta barrera y ha logrado almacenar el estado cuántico de fotones, uno a uno, con una eficiencia del 69%, utilizando un dispositivo de estado sólido (iones de presodimio en un cristal de ortosilicato de itrio). La gran ventaja de esta memoria cuántica para fotones, que almacena hasta 500 fotones y los autores afirma que podría llegar hasta 19000 en un futuno no muy lejano, es que guarda más información del fotón que una memoria clásica, ya que registra el estado cuántico de cada fotón. Obviamente, todavía no puede ser utilizada en aplicaciones de información cuántica ya que una eficiencia del 69% es todavía muy baja, pero todo indica que en los próximos años esta tecnología disfrutará de grandes progresos. Quizás en unos años veamos cámaras CCD en astronomía que almacenen los fotones uno a uno en este tipo de memorias y que utilicen su estado cuántico para abrirnos unos nuevos ojos con los que observar el universo que nos rodea.

No hay comentarios: