China comenzó a construir un gigantesco radiotelescopio de 500 metros de diámetro

Imagen: FAST


China inició la construcción de un radiotelescopio esférico con un diámetro de 500 metros, el más grande de su tipo en el mundo. Los preparativos del proyecto, denominado FAST por sus siglas en inglés (”Five-hundred-meter Aperture Spherical Telescope”), tomaron 14 años. El telescopio, con forma de plato y tan grande como unas 30 canchas de futbol, estará ubicado en una típica depresión kárstica en la provincia de Guizhou, y será concluido a finales del año 2013.

Las depresiones kársticas se localizan normalmente en regiones ricas en piedra caliza y dolomita, donde el agua subterránea ha ampliado las aberturas para formar un sistema de drenaje subterráneo.

Esta instalación de estudio mejorará en gran medida las capacidades de China para la observación astronómica, de acuerdo con el Observatorio Astronómico Nacional (OAN), el principal desarrollador del programa.

El principal reflector esférico del FAST estará compuesto de 4.600 paneles. Su sensibilidad de observación será 10 veces más poderosa que el radiotelescopio dirigible alemán con apertura de 100 metros. Además, su capacidad total será 10 veces mayor del que es actualmente el más grande del mundo, el de Arecibo, de 300 metros de apertura, desarrollado por los Estados Unidos, según explicó Nan Rendong, científico jefe del proyecto e investigador del OAN.

El proyecto, que tendrá un costo de más de 700 millones de yuanes (102,3 millones de dólares), permitirá a los astrónomos y científicos descubrir más de los secretos del Universo, basados en las tecnologías más avanzadas, según afirmó Zhang Haiyan, funcionario del OAN y encargado de la construcción del gigantesco radiotelescopio.

Los científicos han observado hasta ahora sólo 1.760 pulsares, que son los núcleos rotatorios de las estrellas de neutrones y que poseen un fuerte campo magnético. Con ayuda del FAST, podrían encontrar entre 7.000 y 10.000 en tan sólo un año, afirmó Nan.

El FAST también podría ser un radar pasivo altamente sensible para monitorear los satélites y los desechos espaciales, lo que sería de gran ayuda para el ambicioso programa espacial de China.

Además, este telescopio podría ayudar a buscar otras civilizaciones, mediante la detección y estudio de señales de comunicación en el Universo.

Los científicos chinos seleccionaron la localidad Dawodang, en el distrito de Pintang, como el “hogar” del telescopio, donde un valle kárstico podría sostener perfectamente el inmenso reflector del instrumento astronómico en forma de tazón.

Además, la escasamente poblada y subdesarrollada región proporcionará un ambiente silencioso para asegurar que las ondas electromagnéticas, cruciales para la operación, no sean interrumpidas por la actividad humana, de acuerdo con los expertos.

La construcción de una nueva área habitacional a unos 60 kilómetros de distancia también comenzó este viernes, con la finalidad de reubicar a 12 familias. Para el 2013, cuando el telescopio entre en operaciones, los 61 campesinos se mudarán a sus nuevas residencias en el poblado de Kedu, con las tierras de labranza asignada por el gobierno local.

Fuente: http://www.blogastronomia.com/2009/01/02/china-comenzo-a-construir-un-gigantesco-radiotelescopio-de-500-metros-de-diametro/

No hay comentarios: