El debate sobre la gravedad cuántica

Por Sebastián Grinschpun

Lee Smolin

Lee Smolin
Físico teórico






Para saber qué es el universo o de qué estamos hechos, primero tenemos que resolver cuestiones básicas como qué es una partícula elemental, o cuál es la naturaleza del tiempo o del espacio. Preguntas que intenta responder la física teórica, la disciplina de Lee Smolin; y aunque hasta ahora los científicos no se han puesto de acuerdo, en la ciencia como en la democracia, dice Smolin, el debate es esencial para el progreso, y cuanta más gente participe, mejor.

El físico teórico Lee Smolin centra sus investigaciones en la gravedad cuántica. Como investigador del Perimeter Institute de Ontario (Canadá), Smolin propone una aproximación diferente al problema de la unificación de la teoría de la relatividad con la cuántica. Es la llamada Gravedad cuántica de bucles.

Sebastián Grinschpun:
¿Por qué la naturaleza del espacio es tan importante a la hora de encontrar una unificación de la gravedad por un lado y de la mecánica cuántica por el otro?
Lee Smolin:
Porque la teoría general de la relatividad de Einstein es una teoría del espacio, y muestra cómo la gravedad es un aspecto de la geometría del tiempo y el espacio juntos. O sea que cualquier avance de la teoría de la gravedad tiene que ser al mismo tiempo una teoría del espacio y del tiempo.
SG:
¿Y podrías describir el enfoque que hace de ello la gravedad cuántica?
LS:
La gravedad cuántica hace un enfoque muy conservador, porque toma los principios más básicos de la Relatividad General de Einstein,... ni siquiera las ecuaciones; luego toma los principios de la mecánica cuántica, y junta unos y otros de forma coherente. Lo hace a un nivel exactamente igual, sin aproximaciones, y es el único enfoque que lo hace así. De aquí se saca como consecuencia que el espacio-tiempo tiene una estructura discreta y se puede dar una descripción precisa de esa estructura.
SG:
El enfoque de la teoría de cuerdas es completamente diferente, y también está relacionado con la naturaleza del espacio.
LS:
Es diferente, el enfoque de la teoría de cuerdas está basado en aproximaciones y en particular está basado en lo que llamamos “una aproximación que depende del fondo”, que es una forma muy clásica de entender la física y se remonta a Newton, donde se ve que la geometría del espacio es fija y los objetos se mueven dentro de él. La lección de la teoría general de la relatividad de Einstein es que esto está superado por un enfoque más profundo en el que la geometría del espacio es dinámica y es igual a otras cosas también dinámicas, como el movimiento de las partículas en campos electromagnéticos. La teoría de cuerdas estudia objetos, las cuerdas y otros objetos llamados branas, que se mueven en geometrías fijas. Y lo hace así con éxito sólo por medio de algunas aproximaciones. Sus conclusiones puede que sean interesantes y útiles, y yo cambio de opinión de vez en cuando, pero no es una aproximación tan profunda, porque no investiga la naturaleza de la geometría del espacio.


Smolin opina que no hay una "teoría" de cuerdas sino una
serie de aproximaciones y conjeturas todavía por demostrar.


SG:
¿Existe alguna forma fácil en que podamos entender como el espacio no es un sistema fijo sino una red compleja de relaciones que evolucionan? No sé... ¿hay alguna manera en que podamos visualizar esto?
LS:
El lenguaje que usamos es un contraste entre lo que llamamos una concepción absoluta del espacio, que era la concepción de Newton, según la cual el espacio es fijo, frente a una concepción en que los espacios son una red de relaciones que siempre están evolucionando. Es decir, que hay varias metáforas que se pueden usar: por ejemplo, en el teatro una perspectiva absoluta es cuando el teatro se representa de forma tradicional: el proscenio está en el escenario y todos los elementos - el centro, delante, atrás, derecha o izquierda, existe independientemente de dónde se represente; y el director puede dirigir a los actores con referencia a todo el escenario como un absoluto en comparación de otras formas de representar el teatro más contemporáneas, como el teatro de calle, en el que los mismos actores por medio de los movimientos y su interacción crean el espacio en el que actúan: el escenario. Otro ejemplo por analogía para el tiempo --porque también tenemos el problema del tiempo-- es con referencia a la música: en la música clásica existe un aparato llamado el metrónomo que representa el concepto absoluto del tiempo, es un reloj fuera del sistema, y los músicos --aunque no lo hacen-- deberían mantener el tempo según este concepto absoluto de tiempo, mientras que en estilos más contemporáneos de música el tempo se crea por la interacción de los músicos.
Ciencia y democracia

SG:
¿Cuál es el estado actual del debate científico en torno a los diferentes enfoques sobre la gravedad cuántica?

LS:
De hecho hay demasiado acuerdo, y en realidad hay más de dos enfoques sobre la gravedad cuántica, hay cinco o seis, que diferentes personas están estudiando activamente, y en mi opinión no existe demasiado debate sobre el tema.

SG:
¿Quieres decir que se echa en falta más controversia?

LS:
Sí, esto es esencial. A menudo, para que la ciencia progrese, para que la gente idee el experimento adecuado, debe haber un conflicto, si no la gente se hace muy vaga y complaciente. Del mismo modo, es esencial para la práctica de la democracia que haya un debate sobre los diferentes puntos de vista.... Si todo el mundo estuviera de acuerdo seríamos una religión. La ciencia siempre tiene por un lado temas en los que increíblemente todos hemos llegado a estar de acuerdo, a tener un consenso, porque las pruebas son muy potentes; y por el otro lado tenemos los temas en los que estamos trabajando y pensando ahora, y en los que es necesario que haya un desacuerdo.


Según Smolin, el debate es esencial para el progreso.

SG:
A pesar del riesgo de caer en discusiones aparentemente estériles.

LS:

Bueno, en el mundo académico puede suceder que surjan ideas que parecen muy buenas pero que no van a ningún sitio, a veces conducen a la puerta que lleva a algún sitio, pero otras veces son un camino sin salida. Y aunque se me tache de ser un provocador, otro ejemplo es la inteligencia artificial. Durante 50 años se nos ha dicho que habría ordenadores que serían inteligentes como las personas; y otros, como Ray Kurzweil dicen que dentro de 50 años habrá ordenadores que vayan más allá de la inteligencia humana. Pero no existen pruebas de que se haya reproducido lo que se podría llamar inteligencia animal o humana en un ordenador digital. Esto no quiere decir que el ser humano no sea un sistema biológico y que un día sea posible que sepamos los principios por los cuales la mente humana funciona, no es que sea un antimaterialista, pero por otra parte la presunción de que la mente animal y humana funciona por los mismos principios que un ordenador digital programable, es decir que sólo es una cuestión de tener más chips y más rápidos, esto me parece ridículo.

SG:

Con el tiempo muchas ideas acaban siendo rechazadas por falta de pruebas.

LS:
El experimento es la prueba definitiva para aprobar o rechazar una idea. Una cita que me gusta mucho es que “la ciencia es el escepticismo organizado en la fiabilidad de la opinión de los expertos”: esto se puede parafrasear como que los mismos científicos, tanto personalmente como en grupos, son humanos, y también corren el riesgo de cometer errores, de equivocarse y de engañase a sí mismos; la diferencia es que tenemos un conjunto de principios éticos que al final es el que decide. Y como nos ceñimos a esta ética, por encima de la tendencia humana a la confusión, a las creencias y al autoengaño, algo acaba progresando.

SG:
Aún así hay gente que no ve la ciencia con buenos ojos.

LS:
Lo erróneo es presentar a la ciencia como en una posición de autoridad: la ciencia dice que equis es cierto, y si no lo entiendes eres tonto; y creo que detrás de esto hay un juicio implícito de que los científicos son más inteligentes que las personas normales, y por supuesto la gente se ofende. Pero esto no tiene nada que ver con la ciencia, que es una estructura que está en contra de la autoridad, y en especial contra la autoridad de los científicos. Es decir que el tipo de entorno de educación y divulgación correcto es el que invita a la gente a participar; cualquier tema en ciencia está abierto a todo el mundo que se toma el tiempo necesario para leer los detalles y participar en el debate, siempre aceptando la ética del debate. La ética dice que la argumentación debe estar hecha de pruebas publicadas, no de revelación privada o creencias, y hay que argumentar sólo utilizando las reglas de la lógica.

Fuente: http://www.comunidadsmart.es/entrevistas_detalle.php?id=118

No hay comentarios: