El Hubble capta los restos de una supernova vista en la Edad Media

Supernova SN1006 vista por el telescopio Hubble. (Foto: NASA)

Es una cinta de gas flotante que cruza el universo de forma misteriosa. Un halo rojo. El telescopio Hubble ha captado los últimos coletazos de lo que queda de la explosión de la supernova más brillante de la historia.

A principios de mayo del año 1006 después de Cristo, la explosión de esta supernova pudo apreciarse desde la Tierra. Desde África a Europa y el Lejano Oriente pudo verse la luz de la explosión de una estrella a más de 7.000 años luz de distancia.

La supernova SN 1006, como se la conoce, está considerada la más brillante captada hasta ahora por los humanos. En plena Edad Media, la luz de esta explosión fue visible, incluso durante el día, durante semanas y permaneció visible a simple vista durante dos años y medio antes de extinguirse.

Era más brillante que Venus, el astro más brillante que se puede ver desde la Tierra, solo superado por la Luna.

La primera vez que se captaron restos de esta explosión fue en 1976. Hoy se sabe que la SN 1006 tiene un diámetro de 60 años luz y que se expande a un ritmo de 6 millones de millas por hora.

Fuente: http://www.cienciaysociedad.info

No hay comentarios: